Mantener la casa fresca en verano es esencial en una vivienda habitada por personas mayores. Evitar las altas temperaturas en el hogar ayuda a prevenir problemas de salud derivados de estas y es clave para el confort y bienestar de las personas. Estos consejos te ayudarán a mantener la casa con una temperatura ambiental agradable, para una mayor calidad de vida de quienes moran en ella.

El uso de aires acondicionados y ventiladores contribuyen a crear un hogar con una temperatura agradable, pero los siguientes trucos y consejos te ayudarán a mantener la casa fresca incluso sin ellos. 

Trucos y consejos para mantener la casa fresca en verano

Cómo ventilar para mantener la casa fresca

Ventilar la vivienda es necesario para renovar el aire de su interior. Un hogar saludable debe mantener el aire limpio para que quienes vivan en ella respiren aire de calidad, no viciado. Además una buena ventilación del hogar es uno de los consejos que los expertos recomiendan para contribuir a reducir los contagios de coronavirus. 

Sin embargo para mantener la casa con una temperatura fresca no se puede ventilar de cualquier manera. Esto debe hacerse en las horas más frescas del día. Es decir, desde el anochecer hasta primera hora de la mañana

Atención especializada a personas con Coronavirus

Para algunas personas puede ser cómodo dejar una ventana abierta por la noche. Pero esto es peligroso en el caso de personas mayores con problemas cognitivos, sonámbulos o personas con problemas de movilidad si la ventana está en un lugar de tránsito, por ejemplo entre el dormitorio y el cuarto de baño. Es importante ventilar, pero manteniendo todas las precauciones necesarias para evitar accidentes. Ten cuidado también con las corrientes de aire. 

Cómo evitar que el sol haga aumentar la temperatura de una vivienda

Otro punto clave a la hora de mantener la casa fresca es evitar que la radiación solar aumente la temperatura interior de la misma. Para ayudarte a lograrlo hay dos elementos a tener en cuenta: toldos y persianas.

Si tu casa tiene un toldo en ventanas, balcones o terrazas, estupendo. Extenderlo te permitirá reducir la radiación solar que penetra en la vivienda. Así podrás mantener la casa fresca con mayor facilidad. 

Dispongas o no de toldos en tu casa las persianas son el elemento clave para evitar la incidencia del sol en el interior de la vivienda. Mantenlas bajadas por el día para que actúen de freno de la radiación solar. Y de aislante del calor exterior. Y súbelas durante las horas nocturnas, más frescas, así como al anochecer y amanecer. 

Actualmente existen dispositivos domóticos de fácil instalación que te ayudan a subir y bajar persianas cuando lo necesites. Esto es una gran ayuda para personas mayores con problemas de movilidad. Si han superado la brecha tecnológica pueden hacerlo desde su propio teléfono móvil, sin tener que levantarse y sin tener que hacer movimientos que quizá sean difíciles o imposibles para ellos. 

Trucos para mantener la casa bien fresca en verano

Elige la ropa de hogar acorde a la temperatura de la vivienda

Un aspecto importante para disfrutar de una casa fresca es cambiar la ropa de hogar de invierno por la de verano. Tejidos que en invierno resultan muy agradables y confortables, en verano son molestos y elevan la temperatura corporal de las personas. Sábanas, cubre sofás o cojines deben ser de tejidos livianos, suaves y frescos en esta época del año. 

En el caso de cortinas y estores, la sensación de los tejidos gruesos puede ser más opresiva. Pero lo compensan actuando como aislantes del calor exterior y contribuyen a impedir que este penetre en la vivienda. 

Otras acciones para una casa fresca y confortable

Hay otras medidas que contribuyen a mantener la vivienda con una temperatura interior agradable durante los meses de calor. Estas acciones te ayudarán a disponer de una vivienda fresca durante el verano.

Asistencia a Domicilio
  • Sustituye las viejas bombillas incandescentes por bombillas led. Quizá te sorprenda saber que el 90% de las energía que consumen las primeras lo gastan en emitir calor. La luz led consume menos electricidad y no caliente la estancia.
  • Enciende la campana extractora al cocinar. No solo eliminarás humo y vapores, también permitirás que buena parte del calor interior salga a través de ella.
  • No abuses del agua muy caliente en baños y duchas en verano. Además de contribuir a la sequedad de la piel y de aumentar la temperatura corporal, genera calor en el baño y lo concentra con la humedad, haciendo que la sensación sea poco agradable. Si el baño dispone de ventana ventila tras el baño. Pero en verano procura que este tenga lugar a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde- noche. 
  • Reduce el uso del horno o prescinde de él por completo en verano. Si te encargas de preparar la comida utiliza otros aparatos que no generen tanto calor y que usen cocciones más cortas. Como el microondas o una olla rápida, por ejemplo.
  • Controla el calor que desprenden algunos pequeños electrodomésticos o dispositivos electrónicos al funcionar. El televisor, por ejemplo, suele generar mucho calor. Si es así reduce su uso y da preferencia a otras actividades de ocio en el hogar que no sean incompatibles con mantener la casa fresca. Escuchar audiolibros, hacer pasatiempos para mayores o leer son algunas de ellas.

Ten en cuenta estos consejos y adóptalos como buenas costumbres para mantener la casa fresca en verano. Esta será mucho más confortable y también más saludable para todos y muy especialmente para ancianos y enfermos.

Assisvita

Author Assisvita

More posts by Assisvita

Leave a Reply

Compartir
Llámanos
× Chat ...👋