El riesgo de quemaduras de sol es más grande este verano que en años anteriores. Las razones son dos: en primer lugar se ha detectado que la radiación solar cada vez va siendo más fuerte e intensa, con lo cual la exposición a ella es más peligrosa. en segundo lugar, este año el confinamiento ha hecho que la piel no se haya acostumbrado progresivamente al cambio de estación. Esto supone que para la mayor parte de las personas ha crecido el riesgo de sufrir quemaduras de sol durante el verano. Algunas de estas son leves, pero ante la aparición de quemaduras solares graves hay que saber cómo actuar para evitar males mayores.

Cómo distinguir las quemaduras solares graves

No todas las quemaduras solares tienen la misma gravedad. Si sufres dos o más de estos síntomas tras la exposición al sol, todo indica que has sufrido quemaduras solares graves.

  • Piel enrojecida, caliente y que al tacto incluso suave provoca dolor.
  • Aparición de ampollas provocadas por las quemaduras de sol en las horas posteriores a la exposición solar.
  • Fiebre y/o escalofríos.
  • Reacción cutánea en forma de erupción sobre la zona de la piel quemada por el sol.

Qué hacer ante las quemaduras solares graves

Una vez tienes claro que las quemaduras de sol que sufres no son leves, es el momento de actuar.

Atención especializada a personas con Coronavirus

Solicita ayuda médica

Para comenzar, pide cita con tu médico de atención primaria. En el estado actual y con la implantación de la telemedicina, es posible que te atienda telefónicamente para valorar si debes o no acudir a consulta o si te prescribe algún tratamiento directamente. Es un paso necesario porque ante las quemaduras solares graves, en muchas ocasiones es precisa la aplicación de fármacos que solo se dispensan bajo prescripción facultativa.

En el caso de que estas quemaduras afecten a una zona amplia de la piel o a zonas delicadas como párpados, boca o zonas genitales no esperes y acude a urgencias.

Aplica un calmante sobre la piel

Mientras esperas a recibir atención médica, calma tu piel con una pomada específica para después de tomar el sol, un gel natural de aloe vera o una crema hidratante sin alcohol. Si dudas de si es válida, no la uses para no agravar la situación de las quemaduras.

Cómo prevenir y tratar las quemaduras solares graves en personas mayores

No toques las ampollas

Muchas quemaduras solares graves se muestran en forma de ampollas. En ese caso no las toques, ni siquiera para aplicar un calmante sobre ellas. Tampoco las de pequeño tamaño. En el caso de que se rompan por algún motivo lávalas muy cuidadosamente con agua y jabón.

El paso siguiente debería ser la aplicación de un producto antibiótico, pero probablemente este solo sea dispensando en la farmacia si dispones de receta médica. Puedes consultar telefónicamente con la farmacia más cercana a tu domicilio o la que esté de guardia en tu entorno. Es probable que pueda proporcionarte ayuda para combatir las molestias y tratar las quemaduras solares graves en forma de pomada de hidrocortisona. Ten en cuenta que, en el caso de personas mayores que toman medicación, esta debe ser conocida por el farmacéutico para evitar interacciones peligrosas. Por ello, el camino más sencillo es consultar directamente con el médico.

Bebe agua

Quizá te suene extraño como remedio para las quemaduras de sol, pero te ayudará a hidratarte y es algo necesario en estos casos.

Cómo prevenir la aparición de quemaduras solares graves, moderadas o leves

Como afirma el dicho popular, «más vale prevenir que lamentar». También en estos casos. Para prevenir la aparición de quemaduras solares graves o incluso leves es esencial tomar medidas de protección y así evitar que el sol provoque daños y quemaduras sobre la piel.

Evita la exposición al sol en las horas centrales del día

Entre las 12 del mediodía a las 5 de la tarde los rayos solares inciden con más fuerza. Por ello y para evitar sufrir quemaduras solares graves lo mejor es no exponerse a ellos en esa franja horaria. Ni siquiera si ya estás bronceado.

Asistencia a Domicilio

Utiliza protección solar adecuada para tu tipo de piel

Actualmente en el mercado hay infinidad de productos de protección solar: cremas, sprays y otros formatos que puedes encontrarlos en supermercados, farmacias, perfumerías y otros comercios. Es esencial para evitar sufrir quemaduras de sol sobre la piel.

En el caso de las personas mayores, su piel es especialmente delicada ya que se va deteriorando con el paso de los años. Consulta en la farmacia la protección adecuada para tu piel, tanto para el rostro como para el resto del cuerpo. Esta no es necesario utilizarla bajo la mascarilla, pero sí en la parte expuesta al sol incluso si usas viseras de protección ante el Covid-19.

No olvides también protegerle con piezas de ropa que le protejan del sol como gorras, sombreros, camisetas o resguardarse bajo la sombrilla. 

No tomes el sol después de usar gel hidroalcohólico

Mejor desinféctate las manos con agua y jabón. El jabón no favorece las quemaduras solares graves, pero sí fotosensibiliza la piel, lo que favorece que los rayos de sol causen daños en ella. Pero no dejes de protegerte frente al COVID-19.

Para evitar sufrir quemaduras solares graves sigue estas medidas de prevención. Si ya es demasiado tarde para prevenir, ya has visto cómo actuar ante ellas. Recuerda que la piel es un órgano muy delicado y más aún en las personas mayores y enfermas. Además algunos fármacos pueden sensibilizarla y hacerla más vulnerable. No te lo tomes a la ligera: protégete y protege a tus mayores de los efectos dañinos del sol sobre la piel.

Assisvita

Author Assisvita

More posts by Assisvita

Leave a Reply

Compartir
Llámanos
× Chat ...👋