Personas con Alzheimer y cuidados en la primera etapa

personas con Alzheimer

Cuidar a personas con Alzheimer requiere estar al tanto de muchas cuestiones. En cada etapa de la enfermedad se presentan unas dificultades diferentes. Aparentemente en la primera etapa este requiere menos atención, pero no es así. Es precisamente en estos momentos en los que puede encontrarse con dificultades para afrontar los cambios que está sufriendo. Y cuando aparecen las primeras dificultades para comunicarse.

Además, en el caso del cuidador de mayores sea un familiar, este aún se tendrá que adaptar a las necesidades del enfermo. Y aprender a proporcionarle la ayuda, atención y cuidados que precisa. Contar con la ayuda de un cuidador a domicilio experimentado te ayudará a proporcionarle los cuidados que necesita. Y a aprender de su experiencia.

Consejos para cuidadores de personas con Alzheimer

Sigue los consejos del médico sobre cómo tratar el Alzheimer

A día de hoy no existe una cura real a la enfermedad. Pero sí fármacos que se utilizan para tratar algunos de sus síntomas. Y que contribuyen a ralentizar el avance de la misma así como a mejorar la calidad de vida de las personas con Alzheimer.

Asistencia a Domicilio

Seguir a rajatabla las indicaciones del médico en cuanto a medicación y cuidados es esencial. Disponer de un planning de cuidados te ayudará a mantener un cierto orden. Y a no olvidar nada importante. Especialmente en lo que a toma de medicamentos se refiere.

Aprende cómo tratar a una persona con Alzheimer

Un aspecto muy importante de la relación entre cuidador y enfermo es la comunicación. La pérdida de memoria no es el único rasgo característico en estos enfermos. La capacidad para comprender y expresarse también se ven mermados en esta. Ello dificulta la comunicación.

Pero existen algunos «trucos» que te ayudarán a comunicarte con una persona con Alzheimer.

  • Evita el uso de condicionales en tus frases y ve al grano. Por ejemplo, no digas «si te manchas el jersey tendrás que dármelo para lavar», sino «dame el jersey para lavarlo». O, en lugar de decir, «si te apetece y hace bueno esta tarde podemos salir a dar un paseo por el parque», sino «luego iremos a pasear».
  • Haz preguntas directas. No te vayas por las ramas.
  • Aprende a entender sus gestos, expresiones y miradas.
  • claro y breve cuando das indicaciones o haces preguntas.
  • Evita las palabras complejas.
  • No digas cosas en broma que puede entender como ciertas.
  • Evita el uso de frases con doble sentido. Y de palabras con varios significados que pudieran dar lugar a confusión.

Haz un análisis de los elementos que suponen un riesgo

Cuando un bebé empieza a gatear es frecuente tomar medidas que contribuyan a su seguridad en el hogar. Salvando las distancias, con las personas con Alzheimer hay que hacer algo parecido cuando son diagnosticadas de la enfermedad. Y es que sin darte cuenta, puede haber elementos de riesgo para él que con pequeñas decisiones puedan mejorar su seguridad. El uso de dispositivos de videovigilancia 24 horas puede ser de ayuda si está en los primeros momentos de la enfermedad y aún pasa tiempo solo. Valóralo.

Algunos ejemplos de otras medidas que puedes tomar son:

  • Retira alfombras y felpudos con los que podría tropezar al caminar arrastrando los pies.
  • Elimina de lugares de paso pequeño mobiliario o adornos que pudieran provocar caídas.
  • Retira de su alcance cables.
  • Coloca antideslizantes en el baño y las escaleras.
  • Mejora la iluminación para ayudarle a evitar caídas por mala visibilidad.
  • Pon fuera de su alcance elementos potencialmente peligrosos como aparatos eléctricos, encendedores o productos de limpieza, entre otros.
  • Elimina cerrojos y pestillos para evitar que los use y luego al no saber abrir quede encerrado en alguna estancia.
  • Fija las ventanas para que no pueda abrirlas por sí mismo. Si es necesario emplea un sistema de seguridad para su apertura.

La comunicación es un ascpecto muy importante en la relación entre cuidador y enfermo.

Elige la ropa que se va a poner

Las personas con Alzheimer pueden perder la noción de la realidad. Esto implica que pueden no distinguir la ropa de ir a la calle con la de dormir, por ejemplo. Y que no son conscientes de tiempo meteorológico que hace y que deben vestir teniendo este en cuenta. Por ello deberás decidir con qué prendas vestirá.

Cuida su alimentación

La alimentación es otro punto importante del cuidado a personas con Alzheimer. Mientras mantengan las ganas de comer y la capacidad de deglución, las tareas serán básicamente de planificación de la dieta y preparación de sus alimentos. Pero si se niega a comer o pierde el apetito, deberás consultar con su médico. Quizá necesite un estimulante del apetito o realizar algunos cambios en su dieta habitual.

Medidas especiales para cuidar la higiene de las personas con Alzheimer

El aseo personal puede ser un momento complicado. Especialmente si se empeña en querer ocuparse él mismo sin ayuda. No admitas negativas a recibir ayuda y supervisa su aseo. Pero déjale cierta autonomía si dispone de ella. Entre las acciones que puedes tomar para su seguridad están:

  •  Poner una barra en la ducha.
  •  Usar antideslizantes en la ducha.
  •  Regular la temperatura del agua para evitar que se queme.
  •  Insistir en ayudarle a entrar y salir de la bañera.

Cuidar a las personas con Alzheimer durante las primeras etapas de la enfermedad te resultará más fácil con estos consejos. Pide ayuda de un cuidador de enfermos profesional si lo necesitas. Estás ante una enfermedad degenerativa que no va a ir a mejor.

Compartir
Call Now ButtonLlámanos