You are here :  

¿Cómo prevenir y combatir la neumonía en ancianos?

By 22 abril, 2019Prevención, Salud
neumonía en ancianos

La neumonía en ancianos es un problema de salud grave. Más del 40% de personas mayores de 75 años que sufren un episodio de neumonía mueren. Por esta razón saber cómo prevenir la neumonía en ancianos y cómo detectar esta enfermedad en mayores de forma temprana es clave para su curación y supervivencia. Si eres familiar o cuidador de personas mayores te interesa conocer estas cuestiones.

Cómo prevenir la neumonía en ancianos

La prevención es esencial para evitar problemas. Como afirma el dicho popular: «más vale prevenir que curar». Y si en todos los casos es cierto, al respecto de la neumonía en ancianos -por su peligro y tasa de mortalidad-, aún más. Todo cuidador de ancianos debe conocer las medidas a implementar para prevenir esta enfermedad.

Vacunación

La vacunación es una de las principales medidas a tomar. Consultar con su médico y atenerse al calendario de vacunación oficial es primordial. Tanto la como la vacuna antigripal proporcionan una protección importante frente a enfermedades que pueden derivar en neumonía.

Asistencia a Domicilio

Recuerda que no debes vacunar al anciano sin consultar al médico, pues puede haber algún tipo de contraindicación con sus medicamentos o por si sufre algún tipo de alergia que haga más recomendables otras alternativas.

Buenos hábitos de vida

Alcohol y tabaco son malos aliados para la prevención de la neumonía en ancianos. Ambos están asociados a la gravedad de la enfermedad. Es decir, que en caso de sufrir neumonía en ancianos tabaco y alcohol agravan los síntomas y aumentan el riesgo para la vida del paciente.

La persona al cuidado de mayores debe procurar que el anciano abandone este tipo de hábitos nocivos.

Mantener un buen estado nutricional

Una dieta sana y equilibrada que aporte todos los nutrientes necesarios es clave para un organismo fuerte. Esto no solo es clave para la prevención de la neumonía en ancianos, también para la prevención de otras enfermedades. Y para un mejor bienestar.

Además, en caso de contraer la enfermedad, un organismo fuerte incrementa las posibilidades de que esta sea leve y superable. Por ello uno de los principales cuidados a ancianos a domicilio es procurar a este una alimentación adecuada para sus necesidades nutricionales. Incluso si se muestra inapetente.

Evitar el contacto con otros enfermos

Una clave para la prevención de neumonía en ancianos es evitar el contacto con otras personas que padezcan infecciones respiratorias. El cuidado de ancianos en el hogar facilita enormemente tomar esta medida de prevención frente a los ancianos que viven en centros geriátricos y que están en permanente contacto con otras personas mayores haciendo complicado en las primeras fases de ciertas enfermedades aislar al enfermo de las personas sanas.

neumonía en ancianos

Todo cuidador de ancianos debe conocer las medidas a implementar para prevenir esta enfermedad

 

Los mayores que conviven con niños pequeños requiere que el cuidador esté atento a la salud de ambo. Tiene que tomar medidas para que no compartan utensilios, extremar la higiene personal de ambos y reducir el tiempo que pasan juntos en una misma estancia.

Mantener una buena higiene bucal

Existen muchos estudios que relacionan la neumonía en ancianos con una mala higiene bucal en un porcentaje de casos reseñable. ¿La razón? Una mala higiene bucal contribuye a la formación de la placa. Y esta a la proliferación de microorganismos que por microaspiración pueden llegar a los pulmones.

Un cuidado a mayores en el hogar básico para prevenir la neumonía en ancianos es cuidar a diario de la higiene bucal. Para ello es esencial  lavar la boca tras cada toma de comida y una vez al día la dentadura postiza, si el anciano dispone de ella. Pero también es importante recordar que una visita anual al dentista puede ayudar a limpiar a fondo a la boca.

Asegurar una adecuada limpieza del hogar

Esta es clave para mantener el espacio libre de toxinas y que el anciano respire aire limpio. La limpieza y el ventilar a diario cada estancia del hogar son medidas sencillas de implementar y que ayudan a prevenir la neumonía en ancianos.

Cuidar la higiene personal

Medidas básicas de higiene personal como la limpieza frecuente de manos ayudan a la prevención de infecciones y enfermedades, entre ellas de la neumonía. Es importante recordarlo.

Cómo detectar la neumonía en ancianos para actuar rápidamente contra la enfermedad

La neumonía en ancianos no siempre se muestra con los mismos síntomas, pero si hay algunos que son los más frecuentes. Es importante conocer los síntomas a los que debe estar atento el cuidador de ancianos, ya sea cuidador familiar, cuidador de mayores a domicilio o persona interna para cuidado de ancianos.

Por ello, la vigilancia y atención a mayores es tan importante, porque nos permite percibir que algo anormal ocurre y así tomar cuanto antes medidas contra ello. Especialmente cuando se trata de cuidar a ancianos que han perdido capacidades de comunicación.

  • Tos extrema con o sin mocos. En ocasiones esta evoluciona con sangre e incluso con pus.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Sonidos al respirar que antes no hacía.

En caso de sospecha es importante consultar con su médico cuanto antes. Especialmente si estos síntomas se acompañan con otros que señalan que la neumonía en ancianos está evolucionando, como fuertes dolores de cabeza, cansancio extremo, taquicardia o desorientación.

Conocer las medidas y cuidados más efectivos para prevenir la neumonía en ancianos y saber cómo detectar la enfermedad para actuar rápidamente sobre ella serán claves para evitar que este problema de salud sea grave.

Artículos Relacionados
Compartir
Call Now ButtonLlámanos