You are here :  

Levantar a una persona dependiente evitando riesgos

levantar a una persona

Incorporar o levantar a una persona dependiente requiere conocer la técnica adecuada para hacerlo.  Es la forma de que no se haga daño a la persona y, al mismo tiempo, que no suponga un sobreesfuerzo dañino para el cuidador. Evitar lesiones en ambos, ser respetuoso con la persona y hacerlo de manera rápida y eficiente es clave para el cuidado de discapacitados o mayores en domicilio.

Lo que el cuidador debe saber para levantar a una persona dependiente

Ayudar a mayores y dependientes en casa requiere conocer técnicas básicas de cuidados como el modo de levantar a una persona de la cama o una silla. Un cuidador de mayores a domicilio profesional lo sabe y es importante que el cuidador familiar conozca el procedimiento.

Consejos para una buena postura del cuidador al levantar a una persona de la silla, cama o inodoro

  • Mantén la espalda siempre recta. Es esencial para evitar lesiones.
  • Flexiona ligeramente las piernas. Haz que la musculatura de estas sea la que soporte el peso al levantar a una persona, especialmente si tiene gran peso. Y evita que este recaiga sobre tu espalda.
  • Acércate bien a la persona a la que deseas levantar. El contacto te ayudará a que sea más fácil levantarla. A mayor distancia, mayor dificultad y más riesgo de lesiones.
  • Agarra con seguridad y firmeza. Es clave para evitar caídas cuando vas a levantar a una persona. Pero ten en cuenta cómo o por donde agarras a esta para evitar hacerle daño.
  • Para un mejor trabajo con menor esfuerzo separa ligeramente los pies. Adelanta un pie en la dirección hacia la que vas a mover a la persona. Por ejemplo, si vas a levantar a una persona de la cama para llevarla a una silla de ruedas o viceversa.
  • Sincroniza tu cuerpo con el movimiento porque este debe actuar de contrapeso.
  • Antes de hacer el esfuerzo piensa unos segundos si todo está bien y seguro. Y, seguidamente, procede a levantar o mover a la persona.

Cómo levantar a una persona  de la cama para que camine o trasladarla a una silla de ruedas

Levantar a una persona de la cama para trasladarla a una silla de ruedas o un sillón es fácil siguiendo estos pasos. Es importante tenerlos claros antes de comenzar. Así el cuidador de discapacitados no sufrirá lesiones y la integridad y bienestar de la persona cuidada estará asegurada.

Es importante que antes de comenzar comuniques verbalmente que vas a levantar a la persona de la cama para que sepa cómo actuar y no se desoriente ni se asuste o sorprenda.

levantar a una persona

Ante cualquier situación es importante valorar técnicas sobre cómo levantar a una persona mayor o dependiente de manera segura

 

Recomendaciones para ejecutar los mejores movimientos

  • Coloca uno de tus brazos detrás de la espalda de la persona a levantar y el otro debajo de sus piernas. Si tiene movilidad en los brazos pídele que se agarre de tu nuca. Si no, coloca antes sus brazos sobre tus hombros.
  • Mueve las piernas de la persona para que cuelguen del lado de la cama mientras llevas su tronco hacia el borde de la misma, hacia ti. Si tiene cierta movilidad, pídele que pose las piernas en el suelo aunque no se sostenga sobre ellas y efectúa este movimiento. En esta posición el cuidador de mayores puede calzarle, si  va a caminar una vez levantado.
  • Con tus brazos, rodea el tronco a la altura del pecho de la persona a la que quieres levantar y sujétala por la espalda.
  • En esta posición, tu cuerpo actúa de contrapeso de la otra persona. Por este motivo sencillamente ejerciendo una elevación de tu pierna podrás levantar a una persona de la cama
  • Si la persona tiene movilidad espera a que se sienta seguro y firme en el suelo y ayúdale a dar los primeros pasos sosteniéndole por la cintura o por ambos brazos.
  • Si quieres levantar a una persona de la cama para llevarla a una silla de ruedas previamente debes haber colocado esta junto al borde de la cama. Y una vez levantada de la misma tendrás que colocarla sobre el asiento de la silla. De esta manera tendrá una postura cómoda y segura. Para ello mantén a la persona dependiente apoyada en tu cuerpo, gira sin soltarla en dirección a la silla utilizando como eje de giro de cadera la pierna que bloquea el pie de la persona. Es muy sencillo.

Cómo levantar a una persona mayor o discapacitada de una silla

Un cuidador de mayores o un cuidador de discapacitados debe conocer también cómo levantar a estos de una silla. Tanto si se trata de una silla de ruedas como de un sillón o silla normal.

  • Si la persona dispone de movilidad en los brazos, mientras aún está sentado en una silla pídele que los utilice para empujarse hacia arriba. Aprovecha su movimiento para ponerte delante suyo y colocar sus manos con firmeza sobre tus hombros.
  • Rodea con tus brazos su cintura y con cuidado y firmeza eleva al paciente hacia arriba
  • Si la persona no tiene movilidad el cuidador se debe colocar delante, asirlo por debajo de los brazos y levantarlo para dejarlo sentar suavemente sobre el lugar elegido.

Saber cómo levantar a una persona mayor con o sin discapacidad es importante para salvar la seguridad e integridad de la persona cuidada y el cuidador. Así se respeta en todo momento el bienestar del anciano o discapacitado y al mismo tiempo se evitan lesiones y daños en el cuidador de mayores o personas con discapacidad.

Assisvita

Author Assisvita

More posts by Assisvita

Leave a Reply

Compartir