You are here :  

Diferencia entre neumonía y pulmonía

By 28 octubre, 2019Prevención, Salud
diferencia entre neumonía y pulmonía

Las enfermedades que afectan al sistema respiratorio son de las afecciones más frecuentes en ancianos. Por ello generan muchas dudas en cuestiones como la diferencia entre neumonía y pulmonía,  la prevención y la recuperación que es importante resolver para poder llevar a cabo los cuidados necesarios de las personas mayores para la protección de la salud. Vamos a hacerlo en este artículo.

Cuál es la diferencia entre neumonía y pulmonía

Diferencia entre pulmonía y neumonía

Pulmonía y neumonía son una misma enfermedad que se conoce indistintamente con sendos nombres. No hay diferencia entre neumonía y pulmonía.

Coloquialmente se habla de pulmonía cuando se hace referencia a cualquier enfermedad de los pulmones. Si bien lo correcto es hablar de los distintos tipos de pulmonía o enfermedades concretas como bronquitis o neumotorax, por nombrar dos de ellas.

La neumonía es una inflamación de los sacos aéreos de los pulmones. Y que pueden afectar a uno o a ambos pulmones, parcial o totalmente. Existen distintos tipos de neumonía en base a la causa que origina la enfermedad.

Asistencia a Domicilio

En cualquier caso, a nivel médico no hay diferencia entre neumonía y pulmonía. Ambas denominaciones hacen referencia a una misma problemática de salud. A nivel coloquial existe cierta confusión, pero se va popularizando el término neumonía que es más específico. Aún así aún encontrarás información médica escrita que utilice indistintamente ambos términos.

Cuáles son las causas de la neumonía y cómo prevenirlo

La neumonía puede tener diferentes orígenes. Las principales causas de la neumonía son bacterias, virus y hongos que entran en el organismo y provocan una infección del tejido pulmonar. Estos se pueden adquirir en diferentes entornos y de modos diferentes.

La prevención pasa en primer lugar por mantener el sistema inmunitario fuerte. Actuar para fortalecer este es el primer paso necesario para prevenir pulmonía y neumonía. Esto unido a los buenos hábitos de vida como una higiene adecuada y no fumar, contribuyen a la prevención de la enfermedad. Evitar el tabaquismo es clave para cuidar de la salud del sistema respiratorio.

Los ancianos son uno de los grupos de riesgo de esta enfermedad. Toda persona que se ocupe del cuidado de mayores enfermos debe extremar las medidas de higiene, lavándose con frecuencia las manos y promoviendo que también la persona mayor cuide de su higiene de manera estricta. También es importante promover la vida saludable. Y procurar que el mayor no fume ni permanezca expuesto al humo de tabaco que puedan fumar otras personas.

Es necesario recordar la importancia de la vacunación para prevenir la neumonía. La vacuna antigripal se ofrece cada año a personas que pertenecen a grupos de riesgo. Y en estos grupos están los mayores de 65 años. Si te ocupas de la asistencia de mayores a domicilio o eres familiar de mayores que viven en el hogar recuerda la importancia de esta vacunación y consulta a su médico al llegar el otoño.

Además, existe una vacuna antineumocócica. Esta protege al organismo frente al principal causante de la neumonía, el  Streptococcus pneumoniae. Consulta con tu médico o el de tus seres queridos a tu cuidado sobre la idoneidad o no de administrar esta vacuna.

diferencia entre neumonía y pulmonía

Ante la situación de no saber si nuestros mayores padecen una neumonía o pulmonía es necesario acudir a un médico

Cómo saber cuál es la diferencia entre neumonía y pulmonía respecto a la bronquitis

La diferencia entre la neumonía o pulmonía y la bronquitis es qué tejidos están afectados por la infección. En el caso de la pulmonía o neumonía es el tejido pulmonar que infecta los sacos aéreos del pulmón. En el caso de la bronquitis, en cambio, se trata de una inflamación del árbol bronquial.

La bronquitis es una enfermedad más leve que la neumonía, que es una enfermedad que puede llegar a ser muy grave y que tiene una tasa de mortalidad relativamente alta.

Para el paciente la similitud en algunos de los síntomas de la neumonía y los síntomas de la bronquitis puede generar confusión y dificultar distinguir estas. La bronquitis suele cursar con tos persistente y en algunos casos con fiebre moderada. Por contra los síntomas de la neumonía son más agresivos. Aparece fiebre más fuerte, expectoración y dolor torácico que puede llegar a ser muy intenso. Además, las secuelas de la neumonía raramente desaparece.

En cualquier caso, ante cualquiera de estos síntomas o la sospecha de padecer una enfermedad del sistema respiratorio la mejor decisión es acudir al médico. Este evaluará el caso para hacer un diagnóstico y prescribir el tratamiento adecuado en cada caso.

Por qué es peligrosa la pulmonía en ancianos

Las personas mayores son un grupo de riesgo de esta enfermedad. ¿Sabías que el 85% de los fallecimientos por neumonía corresponden a personas ancianas? Un organismo debilitado y no tratar la enfermedad desde sus primer estadio, incrementan el potencial peligroso de la neumonía. También el consumo de fármacos que debilitan el sistema de defensas del organismo y malos hábitos como el tabaquismo.

Por ello, en estos casos las personas para la atención de ancianos deben conocer tanto cómo prevenir la neumonía como cuáles son los primeros síntomas de estas. Así podrán tomar medidas sobre ello.

 

En esta líneas hemos resuelto las principales dudas sobre pulmonía y neumonía. Así como sobre otras enfermedades del sistema respiratorio frecuentes. Cuestiones como la diferencia entre neumonía y pulmonía o las causas de la neumonía quedan claras. Para otras dudas más concretas te recomendamos consultar con el médico de familia, que es el profesional de la salud al que acudir en estos casos en primer término.

Assisvita

Author Assisvita

More posts by Assisvita

Leave a Reply

Compartir
Call Now ButtonLlámanos