Depresión y ansiedad son los problemas de salud mental desgraciadamente más comunes. Las personas que padecen estas afecciones se han incrementado desde el inicio de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, y que ha afectado muy especialmente a quienes ya padecían algún tipo de trastorno mental. Pero también ha afectado a muchas personas que hasta entonces no habían sufrido problemas de esta índole. 

El Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el 10 de octubre, es una buena fecha para repasar los estragos que ha causado este problema en la salud mental de los mayores, y para conocer qué medidas tomar para evitar que la extensión de esta situación suponga un mayor problema para la salud mental de estos.

Depresión y ansiedad en tiempo de coronavirus: medidas para personas mayores

Evita la sobreinformación

Este es un consejo recurrente desde el inicio de la pandemia para evitar depresión y ansiedad y para evitar el empeoramiento de otros trastornos mentales. Un exceso de información es muy nocivo, especialmente cuando el tratamiento informativo de esta es amarillista, alarmista o se utilizan los sucesos y desgracias relacionadas con esta situación como eje de programas de entretenimiento. 

Recibir la dosis justa de información sin estar sometido a un constante bombardeo de esta es clave actualmente para reducir la depresión y ansiedad que genera la pandemia. Aún más entre quienes ya padecen estos problemas previamente a la misma. 

Atención especializada a personas con Coronavirus

Cuida el cuerpo para cuidar la mente

Hay muchas acciones para el cuidado del cuerpo que tienen una gran influencia en la salud mental y que contribuyen a evitar que un estado de depresión empeore o se enquiste en forma de distimia. El confinamiento y los miedos han supuesto en no pocos casos un incremento de malos hábitos, con una nefasta influencia en la salud mental.

Estas recomendaciones conviene tenerlas siempre presentes. En una fecha señalada con es el Día Mundial de la Salud Mental es ideal para ponerlas de nuevo sobre la mesa.

  • Evita la automedicación y el consumo de fármacos en cantidad mayor de la prescrita por el médico.
  • Alcohol y tabaco no son buenos para el cuerpo ni para la salud mental.
  • Dormir bien contribuye a mantener a raya a la depresión y ansiedad. 
  • Una buena alimentación con una dieta nutricionalmente completa ayuda a que el organismo no sufra ningún déficit de nutrientes que afecte al cerebro y a los procesos hormonales del organismo. Un exceso o déficit de ciertas vitaminas o minerales puede afectar a la salud mental. 
  • El ejercicio físico moderado ayuda a la buena salud mental, la oxigenación y a la segregación de hormonas «del bienestar» como las dopaminas o las endorfinas, que ayudan a combatir depresión y ansiedad. 

Solicita ayuda profesional si lo necesitas

Depresión  y ansiedad tienen más fácil superación si se cuenta con ayuda profesional y si no se deja sin tratar estos problemas. Durante la época del confinamiento, muchas consultas cerraron o se pospusieron. Esto dejó en desamparo a algunas personas que no sabían a quién recurrir. Solicitar ayuda profesional ante estados de depresión y ansiedad es una buena decisión. Actualmente puedes hacerlo incluso online o en atención telefónica en remoto.

Qué hacer ante una persona mayor con depresión y ansiedad

Crea una rutina para evitar la depresión y ansiedad

Los cambios generados por el coronavirus han supuesto para muchas personas la ruptura de una rutina en la que se sentían cómodos. Algo que ha afectado a jóvenes y mayores. 

En el caso de las personas mayores, el cierre de sus centros de ocio, asociaciones de mayores y actividades grupales ha supuesto un mazazo. Para muchos, era su única oportunidad de socializar. Sustituir la antigua rutina por una nueva es esencial y esta debe ser entretenida e incluir actividades amenas. 

Apoya y promueve actividades para mejorar la salud mental de tus mayores

En la atención y cuidado de mayores a domicilio promover y apoyar la realización de actividades de ocio y entretenimiento es clave para el cuidado de la salud mental. Esto es clave para evitar pasar mucho tiempo con pensamientos que generan depresión y ansiedad. También para evitar pensamientos negativos sobre cuestiones como la soledad. 

Desde el inicio de la pandemia, la mayor parte de personas mayores han tenido que dejar a un lado actividades con las que se sentían bien. Si no se pueden retomar estas de forma segura, es preciso suplirlas por actividades en casa o en la calle con una persona de acompañamiento a mayores. Pasear, hacer turismo seguro en el propio entorno, la gimnasia para mayores en casa, hacer pasatiempos o actividades manuales son algunas opciones interesantes. 

Trabaja por una visión más positiva de los problemas de salud mental

El miedo, la incertidumbre y las situaciones vividas desde el inicio de la pandemia han generado estados agravados de depresión y ansiedad. Si estás al cuidado de un mayor con estos problemas o con otros trastornos mentales, ayúdale a tener una visión más positiva de la vida. No comentes noticias negativas, tristes o preocupantes. Hazle partícipe de buenas noticias. También las hay relativas a la pandemia incluso en las informaciones diarias. Por ejemplo haciendo hincapié en las altas hospitalarias de tu provincia y no en los nuevos ingresos.

Asistencia a Domicilio

En el Día Mundial de la Salud mental y cada día, tomar medidas para evitar problemas de depresión y ansiedad a tus seres queridos mayores. Estas acciones te ayudarán a lograrlo.

Assisvita

Author Assisvita

More posts by Assisvita

Leave a Reply

Compartir
Llámanos
× Chat ...👋