You are here :  

Depresión en ancianos y cómo actuar frente a los síntomas

By 10 junio, 2019Bienestar, Vivir
Depresión en ancianos

La depresión en ancianos es un grave problema de salud mental que se puede originar por diversas causas. Es importante una detección temprana y un tratamiento adecuado para evitar que no solo afecte a la calidad de vida del anciano, sino también para evitar que tome acciones que pongan en peligro su vida. E incluso las de otros.

Depresión en ancianos, una enfermedad sobre la que es necesario actuar cuanto antes

Cuando la depresión no se trata, en un alto porcentaje de casos termina en un intento de suicidio. La tasa más alta de suicidios se da en ancianos mayores de 70 años en relación al total de muertes de población de ese grupo de edad.

Tanto la familia como el cuidador de ancianos debe conocer cómo prevenir esta, cuáles son los síntomas de una depresión y cómo actuar si se sospecha de ella. Todo para evitar que la ancianidad sea una etapa vital sumida en la tristeza y la desgana por la vida. Y, por supuesto, para evitar que la depresión en ancianos derive en actos contra la propia integridad.

Asistencia a Domicilio

 

Cómo prevenir la depresión en ancianos

Tomar medidas para evitar la soledad ya que es una de las principales causas de depresión en ancianos

Una de las principales causas de la depresión en ancianos es la soledad. Esta no se da únicamente cuando una persona está sola sino cuando se siente sola. Este es el matiz que lo cambia todo. Así un anciano puede estar rodeado de otros en una residencia y sentirse solo. O a solas con un acompañante en casa y sentirse acompañado.

Los servicios de acompañamiento a ancianos, los cuidadores de mayores a domicilio profesionales, las internas para atención a mayores y los propios familiares son personas clave para proporcionar compañía y estimulación al anciano.

Esta compañía y estimulación puede y debe ser variada, desde la mera charla a la escucha activa. Y la propuesta de actividades adecuadas para los gustos y el estado físico y de salud del mayor. Sea dentro o fuera del hogar como juegos, paseos diarios, salir a socializar con otras personas, mantener vivas sus aficiones… entre ellas.

Evitar el consumo descontrolado de medicamentos

Pero no solo la soledad es una de las principales causas de depresión en ancianos. El abuso o uso descontrolado de medicamentos es otra de las causas más comunes de este mal. El abuso de fármacos o la ingesta de medicamentos equivocados no es solo un problema toxicológico, sino que puede causar dependencia y alteraciones que acaben derivando en depresión.

Depresión en ancianos

Una de las principales causas de la depresión en ancianos es la soledad, ¿sabes cómo revertir la situación?

 
Para prevenir esta causa de depresión en ancianos es esencial que la persona encargada de la atención a mayores disponga de un planning de administración de medicamentos adecuado. Además, es importante que registre cuándo se ha administrado un medicamento. Así evitará errores. Especialmente si las tareas de cuidados a mayores dependen de varias personas, sean cuidadores de ancianos profesionales o familiares.

También es importante evitar que el anciano tenga acceso directo a los medicamentos. Sobre todo si tiene problemas cognitivos o de memoria y tendencia a pensar que no ha tomado su medicación.

Mejorar la calidad de vida como medida para prevenir depresión en ancianos

Dolores, malestar, pérdida de capacidades, etc. Cuando estas cuestiones se unen, el mayor puede tener la sensación de que su calidad de vida ha empeorado. Si no sabe cómo mantenerla o mejorarla a pesar de los cambios lógicos por el paso del tiempo, puede aparecer la depresión en ancianos.

Es importante que el anciano comprenda que puede seguir disfrutando de la vida a pesar de que ya no sea joven, tenga más dolores o ciertas capacidades mermadas. Es obligación del cuidador de ancianos a domicilio o el cuidador familiar favorecer que pueda realizar actividades que le hagan sentirse bien.

El acompañamiento a mayores para acudir a actividades de ocio o para el paseo diario, la estimulación para hacer gimnasia, juegos u otras actividades en el hogar son algunas prácticas adecuadas para ayudar a prevenir la depresión en ancianos. Sentirse cuidado, protegido, acompañado, valorado y atendido son factores que suman para que la persona mayor se sienta mejor.

Todas las medidas empleadas en mejorar la calidad de vida le ayudarán a superar episodios de tristeza y evitar la aparición de la depresión. Cuestiones como no tener que abandonar su hogar con soluciones de atención a domicilio, el seguimiento de una dieta sabrosa y saludable o la atención y ayuda diaria para las actividades básicas es esencial para su bienestar y calidad de vida.

Síntomas de la depresión en ancianos

Según los expertos la depresión en ancianos es curable hasta en un 80% de los casos. Por ello, es importante una detección temprana. Esta permitirá pedir un diagnóstico profesional y un tratamiento adecuado si efectivamente se confirma.

Entre los síntomas más frecuentes de depresión en ancianos están:

  • Fatiga excesiva.
  • Desinterés por lo que le rodea.
  • Inapetencia y pérdida de apetito o por el contrario, el abuso de la ingesta de comida.
  • Abandono de aficiones o costumbres que le gustaban.
  • Aislamiento.
  • Irritabilidad y mal humor.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Tristeza manifiesta.
  • Problemas para concentrarse.
  • Sueño de baja calidad, problemas para relajarse y descansar.

Conocer cómo prevenir y detectar la depresión en ancianos es importante para evitar una de las enfermedades más frecuentes en personas mayores. Toma medidas y ayuda a tus familiares y amigos mayores o a la personas mayores bajo tu cuidado.

Artículos Relacionados
Compartir
Call Now ButtonLlámanos