You are here :  

Cuidar ancianos a domicilio y tareas del ayudante a la dependencia

Cuidar ancianos a domicilio

Cuidar ancianos a domicilio implica una gran variedad de acciones y tareas diarias según las necesidades de la persona a atender y su familia. Por ello es complicado generalizar, porque un buen servicio de cuidado de ancianos a domicilio tiene en cuenta en todo momento las necesidades de cada persona. Pero es cierto que hay algunas tareas principales habituales al cuidar ancianos a domicilio que todo profesional de los cuidados a mayores debe conocer.

Si buscas un cuidador para ancianos a domicilio en Barcelona u otras ciudades o si quieres formarte para trabajar como auxiliar de ayuda a domicilio estas son las principales tareas que debe realizar habitualmente una persona encargada de cuidar ancianos a domicilio.

Cuidar ancianos a domicilio, tareas cotidianas habituales

Atención y ayuda

Cuidar ancianos a domicilio implica prestar atención a las necesidades de los mayores en todo momento. Es necesario prestarles la ayuda que precisen, así como vigilar y atender a cuestiones tan básicas e importantes como su seguridad, necesidades básicas y estado de salud. Esta es una tarea que engloba muchas otras, según lo precise cada usuario en cada momento.

Asistencia a Domicilio

Colaboración y ayuda con las necesidades básicas de la persona mayor

Prestar ayuda o realizar, según el caso, las tareas básicas de cuidados es clave en el cuidado de mayores en el hogar. Cuidar ancianos a domicilio a menudo implica realizar tareas como ayudar a la persona en su higiene diaria y vestirse.

Cuando se trata de mayores con discapacidad las tareas son más variadas y pueden incluir cuestiones como ayudarle a comer, levantarla a una persona discapacitada de la cama o ayudarle a ir al baño.

Estimulación y ayuda al mantenimiento de hábitos de vida saludable

Para mantener una buena calidad de vida y un bienestar en la ancianidad adecuado es clave mantener hábitos de vida saludables. También una buena estimulación física, sensorial, social y cognitiva. Promover estos hábitos saludables y proporcionar la estimulación adecuada son algunas tareas propias de una profesional que se encarga de cuidar ancianos a domicilio.

La estimulación para que puedan mantener cierta autonomía, para animarles a hacer algo de ejercicio físico. También para que su mente se mantenga activa es una tarea de cuidados a mayores en domicilio necesaria para el bienestar y calidad de vida del anciano. Y muy importante para ayudar a prevenir un rápido deterioro de sus capacidades.

Cuidar ancianos a domicilio

Cuidar ancianos a domicilio implica prestar atención a las necesidades de los mayores en todo momento

 

Compañía

Una problemática importante en mayores es la soledad. Esta a menudo deriva en depresión y otros problemas. Y no solo se da en personas mayores que viven solas. También entre quienes lo hacen en un entorno familiar, porque la vida laboral actualmente hace difícil a las familias conciliar  y les obliga a pasar mucho tiempo fuera de casa. Especialmente en las grandes ciudades, en las que los traslados diarios también ocupan un tiempo importante.

En estos casos cuidar ancianos a domicilio incluye también proporcionar a estos la compañía que necesitan para no sentirse solos y pasar los días de forma más amena y entretenida, para su mayor bienestar y ganas de vivir.

Además del acompañamiento de ancianos a domicilio, el cuidador de mayores puede proporcionar acompañamiento fuera del hogar, si así lo decide la familia y el trabajador. Así puede acompañar al mayor a realizar actividades fuera de casa. Ya sea pasear, actividades de ocio o para socializar con sus amistades. Pero también en tareas de acompañamiento a mayores para ir a médicos y realizar gestiones variadas.

Medicación y control de enfermedades

Es común que muchos mayores tengan que tomar habitualmente medicación. Por ello, cuidar ancianos a domicilio suele requerir proporcionarle la medicación oportuna. Además en determinados casos también será necesario hacer un seguimiento y control de salud. Por ejemplo, con un dispositivo para medir la tensión o la glucosa en sangre. Así como su registro en un planning apropiado, que a menudo proporciona el médico del mayor.

Mantenimiento del entorno

La persona encargada de cuidar ancianos a domicilio es en muchos casos la encargada de mantener el entorno limpio, ordenado y saludable. Es un modo de proteger la salud, bienestar y seguridad del anciano en el hogar.

Cuestiones como las tareas domésticas básicas de limpieza corren a cargo de esta. No obstante, la familia puede decidir que sean labor de una persona de limpieza a domicilio. Así el cuidador se puede dedicar exclusivamente a la atención y acompañamiento de mayores en casa. O quizá otros prefieran ocuparse personalmente de estas tareas.

Cuidados de alimentación

Entre las tareas habituales del profesional que se dedica a cuidar ancianos a domicilio están las relativas a la alimentación de la persona mayor. En algunos casos será tarea del cuidador de personas mayores a domicilio la preparación de alimentos atendiendo a sus necesidades. Incluso si precisa de dietas específicas, algo que ocurre con frecuencia en personas mayores que sufren enfermedades. Sobre todo hipertensión, diabetes o alergias alimentarias, entre otras.

En el caso de personas mayores con discapacidad que precisen ayuda para proporcionarle alimentación, lógicamente y como ya hemos mencionado con anterioridad, esta es una tarea de cuidados esencial.

No son las únicas tareas que un profesional puede proporcionar al cuidar ancianos a domicilio. Pero sí son algunas de las que se realizan con mayor frecuencia. También son más demandadas por los mayores y familias que buscan un cuidador de personas mayores a domicilio. Ya sea en Barcelona o en otras provincias. El cuidador debe amoldarse a las tareas necesarias en cada caso o las que así acuerde con la familia.

Compartir
Call Now ButtonLlámanos