La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha afectado de una u otra manera a personas de todo el mundo y cualquier franja de edad. Sin embargo, por su especial vulnerabilidad ante esta enfermedad aún muy desconocida, la crisis ha supuesto un mayor cambio para las personas mayores. La respuesta de la Sanidad y la sociedad, su esfera familiar y de contactos cercanos, la forma en que viven la vejez y el modo en que ven el futuro, son solo algunas de las muchas cosas que han cambiado para ellos en estos últimos meses.

Por nuestros seres queridos y por toda la sociedad debemos esforzarnos por ayudar a nuestros mayores a vivir su vejez con calidad de vida y tratar de paliar los efectos de la pandemia que afectan a esta.

Cómo ha impactado la crisis sanitaria en los mayores y cómo actuar para paliar esos efectos

Mayor vulnerabilidad a la enfermedad y aumento del riesgo de muerte

En la actualidad ya sabemos algo que desconocíamos al inicio de esta crisis sanitaria, y es que los mayores son el grupo de personas más vulnerable al contagio y a la enfermedad. Su tasa de supervivencia es menor que en otros grupos de edad. Estadísticamente, el riesgo de muerte de las personas mayores ha crecido drásticamente respecto al año pasado por estas fechas debido, precisamente, al COVID-19.

Atención especializada a personas con Coronavirus

Pero en estos meses también hemos aprendido cómo cuidar a nuestros mayores y las medidas de prevención para frenar el Coronavirus. Precisamente la prevención de contagios es algo que se debe tener siempre presente en la atención a mayores y su cuidado en cualquier ámbito.

Miedos reales en los mayores desde el estallido de la crisis sanitaria

La pandemia ha provocado grandes miedos en las personas mayores, algo más grave porque en este caso muchos de ellos tienen una base real y fundamentada, no son miedos sinsentido. Para algunas personas esta preocupación es clave para su autocuidado, acatando las normas básicas de prevención de contagios. En cambio, en un porcentaje importante de casos los miedos están afectando a su salud mental y provocando episodios de ansiedad, depresión y otras consecuencias que es necesario atajar con contundencia.

Mostrar apoyo y comprensión a nuestros mayores es esencial durante esta crisis sanitaria. Proporcionarles ayuda psicológica profesional es algo que puede ser necesario en algunos casos. Evitar su sobreexposición a noticias y programas de sucesos que muestren solo la cara negativa de la actual crisis a nivel sanitario, social o económico fundamental para su tranquilidad mental. Dar respuesta y solución real a sus miedos tangibles, una gran ayuda para acabar con ellos.

Mayor soledad y aislamiento

La soledad y el aislamiento son parte relevante de las consecuencias de la crisis sanitaria en la vida de los ancianos. La distancia social necesaria para prevenir contagios es una de sus razones así como el cierre de muchos centros de jubilados y espacios en los que habitualmente se movían. E incluso, en no pocos casos, la pérdida de personas queridas, amistades o conocidos por la enfermedad.

En este contexto, es esencial que los mayores sientan en lo más íntimo que no están solos. Si la familia por la situación actual debe alejarse físicamente, debe tratar de suplir esta distancia. Más llamadas, más videoconferencias, más envío de mensajes de voz o vídeos para que sus mayores sientan que no se han olvidado de ellos. Escucharles es algo esencial.

Además, los servicios de acompañamiento o la atención, compañía y cuidados de una interna para mayores puede suponer un cambio positivo muy necesario. También favorecer que mantenga el contacto con sus amistades aunque sea en remoto, telefónicamente o gracias a las nuevas tecnologías para la comunicación.

Cómo ha impactado la crisis sanitaria provocada por el COVID-19

Otros cambios derivados de la crisis sanitaria que afectan a la tercera edad

Ruptura de sus rutinas y relaciones

En muchos casos, de un día para otro. Esto ha influido en la desorientación de algunos ancianos. Además les ha hecho replantearse cambios que no esperaban en estos momentos de su vida. Por ello es necesario ayudarles a crear nuevas rutinas y formas de conectar con sus seres queridos, amistades y conocidos.

Reducción de sus expectativas de una vejez apacible

Algo que aviva el riesgo de depresión y distimia (trastorno depresivo persistente). Proporcionarle medios para mantener su calidad de vida es esencial para revertir esa sensación. También promover su tiempo de ocio y proporcionarle formas de entretenimiento. Sin olvidar la necesidad de cuidados a mayores personalizados y de calidad, que mejoren su percepción del presente y el futuro.

Asistencia a Domicilio

Atención a su salud en todos los ámbitos

La crisis sanitaria actual ha hecho que la Sanidad se haya resentido. Al poner tantos recursos en ésta y al tomar medidas para evitar la propagación del COVID-19, se han aplazado las consultas, pruebas diagnósticas y de control de la salud. En la atención a mayores a domicilio se debe primar el control de su salud y la atención a indicios, síntomas o signos que alerten de posibles enfermedades en sus primeros estadios.

Ante la crisis sanitaria y sus efectos sobre las personas mayores, seres queridos, profesionales de los cuidados y atención a mayores y la sociedad en su conjunto no podemos permanecer de brazos cruzados. Es importante tomar medidas para paliar esos efectos negativos que afectan a su calidad de vida, comenzando por lo que está en la mano de cada persona y cómo puede influir positivamente en los mayores de su entorno cercano.

Assisvita

Author Assisvita

More posts by Assisvita

Leave a Reply

Compartir
Llámanos
× Chat ...👋