You are here :  

Cómo cuidar a una persona mayor

By 25 marzo, 2019Bienestar, Domicilio
Cómo cuidar a una persona mayor

Cómo cuidar a una persona mayor manteniendo su bienestar y calidad de vida en todo momento es algo que toda familia y cuidador preocupado se plantea. Cuando el anciano es discapacitado físico o tiene reducidas sus capacidades cognitivas, la preocupación por hacerlo bien aumenta. Esto puede generar mucho estrés y ansiedad en el cuidador. Especialmente si los trabajos domésticos y de cuidados recaen sobre una sola persona. ¿Es tu caso? Estos consejos de organización y planificación te ayudarán a proporcionar los cuidados a mayores que necesita tu ser querido minimizando el agobio que te provoca tener que estar pendiente de todo. Además, recuerda que si no te cuidas difícilmente podrás cuidar a tus mayores.

Cómo cuidar a una persona mayor, consejos de organización

Haz un listado de tu red de apoyo real y recurre a ella cuando lo necesites

Aunque la mayor parte de las tareas de cuidado y atención a personas mayores recaiga sobre ti, siempre es posible contar con una red de apoyo, sea más o menos extensa. Es aconsejable que hagas una lista sea breve o larga señalando qué personas y con qué recursos puedes contar para recurrir a ella cuando haga falta.

No tengas en cuenta a esas personas que se ofrecen de boquilla pero siempre encuentran una excusa perfecta cuando las necesitas en realidad. Incluye a las personas realmente bienintencionadas que te puedan echar una mano en un momento puntual de apuro como un vecino. Incluye familia y amigos si es posible. Y una asistenta por horas para cuidar mayores si tienes necesidad de salir de casa  y no cuentas con nadie cercano para sustituirte o necesitas ayuda en las tareas domésticas. Ten esto junto al teléfono al igual que los números de emergencias, asistencia sanitaria y médico personal.

Reduce el trabajo de elaboración de comidas con medidas concretas efectivas

¿Cómo cuidar a una persona mayor y ocuparse de la elaboración de comidas? Con una buena planificación y medidas orientadas a reducir el tiempo dedicado a esta tarea. Estas te permitirán hacerlo manteniendo la dieta adecuada para el anciano. Por ejemplo:

  • Haz un planning de comidas semanales y replícalo en las semanas siguientes hasta completar el mes.
  • Elabora la lista de la compra. Y evita perder tiempo en el mercado haciendo la compra a domicilio por internet o por teléfono.
  • Prepara más raciones de cada comida y congela en raciones individuales las que no se consuman en el día. Así las semanas siguientes solo tendrás que descongelar y evitarás emplear tiempo en el cocinado.
  • Da preferencia a los platos que cuidador y anciano pueden compartir. Así evitarás duplicar el trabajo de preparación de alimentos.
  • Utiliza técnicas de cocción saludable que a la vez te permitan ahorrar tiempo en la cocina. Como el horneado, la cocción al microondas o el uso de una olla rápida.
  • Simplifica. Las verduras del entrante de hoy pueden ser la guarnición de pasado mañana debidamente conservadas.
Cómo cuidar a una persona mayor

Es necesario valorar si las tareas de cuidado y atención a personas mayores deben recaer sobre personal cualificado

 

Haz un inventario de artículos necesarios para el cuidado a mayores

Pañales, apósitos, cremas u otros son artículos que son necesarios para el anciano. Haz un listado de estos y mantén un inventario colgándolo en el interior de la puerta del armario en que los guardes. O junto a un estante, junto con un lapicero. Si tachas cada vez que utilices uno, verás cuánto queda y podrás hacer la compra antes de quedar desabastecido.

Acondiciona en la medida de tus posibilidades el hogar para el anciano

Adaptar un hogar para mayores permite su mejor atención de manera más sencilla y con menos esfuerzo. Así su seguridad y bienestar será mayor y también tu tranquilidad. No es necesario grandes reformas si no puedes permitirte hacerlas. En ocasiones pequeños cambios son muy efectivos.

Piensa que cuidar de una persona mayor sería más sencillo  y seguro en tu hogar con unos cambios. ¿Qué es lo que más te cuesta y lo que más te preocupa? Quizá adaptar el baño para mayores con elementos como una silla de ducha o un asidero en la bañera sea suficiente para hacer más fáciles y seguros los cuidados de higiene. O tal vez prescindir de alfombras para facilitar la movilidad del anciano sin tropezar con estas. O disponer de videovigilancia para asegurarte de que está bien incluso a distancia.

Determina cuáles son los obstáculos que le impiden cierta autonomía. Y los elementos con los que proporcionar determinados cuidados te resultaría más sencillo.

Haz un listado de acciones sencillas que mejoran el bienestar del anciano y colócalo en un lugar visible

Este te recordará estas acciones y te evitará el estrés de tener que memorizarlas en todo momento. Especialmente si él es incapaz de decirte qué necesita o desea. Además, si lo haces en un planning horario, te permitirá mantener una rutina que no desoriente al anciano y que facilite tus tareas de cuidados y atención a mayores.

Este listado de acciones básicas para atención a ancianos puede incluir:

  • El planning de medicación diario y semanal.
  • Cuánta agua debes ofrecerle al día y en qué momentos para evitar su deshidratación.
  • Los cambios de posición en la cama para evitar la aparición de llagas.
  • Los horarios de control de la salud. Como el control de temperatura, de tensión o de glucosa en sangre, por ejemplo.
  • Los cuidados de higiene necesarios y el momento adecuado para proporcionar cada uno de ellos.

Cómo cuidar a una persona mayor te resultará más sencillo y menos estresante aplicando estos sencillos consejos. Así cuidarás del bienestar y salud del anciano sin deterioro de la tuya.

Compartir