You are here :  

Causas de la bajada de tensión y cómo prevenirla

Causas de la bajada de tensión

Es común hablar de los peligros de la hipertensión en personas mayores. Pero la hipotensión también es peligrosa. Conocer los síntomas de esta y cómo actuar para prevenir las causas de la bajada de tensión es esencial para minimizar el riesgo de estas.

Causas de la bajada de tensión y la importancia de la prevención

Es importante diferenciar entre una tensión habitualmente baja de una bajada de tensión. Esta última ocurre de forma brusca y puede ser muy peligrosa para personas mayores. Conocer los síntomas de esta es necesario para todo cuidador de ancianos pues percibir lo que está ocurriendo permite tomar medidas para remediarlo.

Además conocer estas permite saber cómo actuar sobre ellas para la prevención, en la medida de lo posible. Así se evitará que llegue a producirse una bajada de tensión grave. Ser consciente de estas también es importante  en caso de que en una persona concurran una o varias causas sobre las que no puedes intervenir. Esto permite una mayor atención a la persona mayor. Con la observación se estará más atento a la aparición de síntomas de bajada de tensión para una rápida actuación.

Asistencia a Domicilio

Es importante saber cuáles son las principales causas de la bajada de tensión y cómo actuar para prevenirlas. Las causas de la bajada de tensión más frecuente en ancianos son las siguientes.

Problemas de corazón

Entre ellos los problemas de las válvulas cardíacas, el infarto de miocardio y la insuficiencia cardíaca. Si la persona ya padece estos problemas es esencial seguir todas las indicaciones del médico especialista para sus cuidados. Respetar totalmente la administración de medicamentos en la cantidad y horario precisos, si debe tomarlos. Además, seguir una dieta saludable y equilibrada y evitar sobreesfuerzos es esencial.

Problemas endocrinos

Entre las principales causas de la bajada de tensión están los distintos problemas de esta índole. Entre ellos las situaciones de hipoglucemia especialmente en enfermos de diabetes, la enfermedad de Addison o determinadas enfermedades del tiroides.

En caso de enfermedad, para prevenir estas, es necesario seguir a rajatabla las indicaciones médicas. Cuando se trata de enfermedades endocrinas, el cuidado de la dieta es esencial. Tanto si sufre diabetes como enfermedades tiroideas u otras. Estas no solo afectan a qué y cuánto se come sino también al horario de ingesta de alimentos. Algo que es especialmente importante en el caso de las personas diabéticas para evitar situaciones de hipoglucemia.

El cuidado de mayores a domicilio diabéticos exige un respeto extremo para el seguimiento de la dieta indicada. A veces son los propios ancianos los que por inapetencia o desgana evitan comer. Actuar para favorecer una alimentación rica y apetecible les ayudará a evitar saltarse comidas que pueden derivar en una bajada de tensión.

Causas de la bajada de tensión

Conocer las causas de la bajada de tensión es esencial para saber como prevenirlo

 

Deshidratación

La falta de hidratación en ancianos es un problema muy grave que puede tener consecuencias fatales. Las causas de la bajada de tensión más frecuentes en verano es precisamente la falta de hidratación. Por ello, es importante fomentar que el anciano ingiera agua en cantidad adecuada repartida a lo largo de todo el día. Y también que en la medida de lo posible consuma frutas y verduras frescas.

En caso de ola de calor los servicios de teleasistencia y los cuidadores de mayores deben recordar a los mayores la importancia de mantenerse hidratados. También si su autonomía les permite salir o pasar tiempo solos, durante ese tiempo.

Pérdida de sangre e infecciones

Suele ocurrir en caso de hemorragia. El problema es cuando esta es interna y no se percibe. Pero las causas de la bajada de tensión por infecciones graves también es frecuente.

En el cuidado a ancianos en postoperatorios el control de la tensión arterial frecuente permite sospechar de uno de estos problemas antes de que se produzca una bajada de tensión grave. Así que si estás al cuidado de una persona mayor en estas circunstancias y percibes síntomas de bajada de tensión sospecha. Puede sufrir hemorragia o septicemia. Y solicita ayuda médica de urgencia.

Falta de hierro y vitamina B12 en el organismo

Entre las causas de la bajada de tensión prevenibles está la falta de hierro en el organismo así como la falta de Vitamina B12. En este caso conviene consultar al médico quien mediante un análisis de sangre puede determinar si es preciso un aporte extra de estos nutrientes en forma de suplemento alimenticio o a través de la dieta.

Para prevenir la falta de hierro es importante incluir en la dieta habitual alimentos ricos en esta. Sin olvidar que otros nutrientes como la vitamina C son claves para la síntesis del hierro. Por tanto, también deben formar parte de esta. Por ello alimentos ricos en hierro se aconseja servirse en un mismo menú aún en platos diferentes  junto a alimentos ricos en vitamina C.

Igualmente la falta de vitamina B12 en una persona sana, incluso anciana, se puede prevenir a través de la dieta o de la suplementación alimentaria.

Determinada medicación

Algunos medicamentos pueden provocar bajadas de tensión como efecto secundario. Esto suele quedar claro en sus prospectos.  El médico debe indicar cómo actuar si estos son imprescindibles y la persona ya padece habitualmente de tensión baja.

Conocer las causas de la bajada de tensión más habituales en ancianos permite tomar medidas de prevención en el cuidado a personas mayores. Así se actuará sobre estas para tratar de minimizar el riesgo de una bajada de tensión y las graves consecuencias que esta puede tener sobre la persona mayor.

Artículos Relacionados
Compartir
Call Now ButtonLlámanos