You are here :  

Factores y medidas de las caídas en ancianos

caídas en ancianos

Los riesgos de caídas en el anciano pueden ser graves y llevar asociada una alteración importante de su salud más allá de la lesión causada. A los peligros de fracturas y pérdida de movilidad que puedan acarrerar las caídas en ancianos se unen a menudo la sensación de vulnerabilidad y falta de autonomía que a menudo derivan en depresión o en distimia. Por estos y otros motivos es esencial tomar medidas para la prevención de las caídas en el anciano.

Factores de riesgo de las caídas en ancianos

¿Sabías que según datos de la ONU las caídas con consecuencias mortales son más frecuentes en personas mayores de 65 años?

La primera medida de prevención de caídas en el anciano pasa por conocer los factores de riesgo de esta. En unos casos son intrínsecos, es decir, propios del estado del anciano. Pero en otros casos estos factores de riesgo son extrínsecos, es decir, dependen de elementos externos al anciano relacionados con el entorno o el espacio, principalmente.

Conocer estos ayuda a proporcionar una mejor atención a ancianos y facilita tomar medidas para la prevención de caídas en personas mayores.

Asistencia a Domicilio

Factores de riesgo intrínsecos de caídas en ancianos

  • Problemas de movilidad en el anciano.
  • Problemas para mantener el equilibrio.
  • Mareos asociados a diversas enfermedades de la persona.
  • Deterioro cognitivo.
  • Patologías y enfermedades que provocan somnolencia, afectan al equilibrio o cursan con desorientación.
  • Sufrir vértigos (causas vestibulares).
  • Alteraciones visuales o auditivas.

Factores de riesgo extrínsecos y/o circunstanciales de caídas en ancianos

  • Un hogar no adaptado a sus necesidades actuales.
  • Entornos mal iluminados.
  • Pavimentos deslizantes o caminos con alturas y obstáculos.
  • Escaleras muy empinadas.

Cómo prevenir caídas en ancianos y las medidas más importantes

Eliminar elementos que pueden provocar tropezones y caídas

Cualquier persona que conviva con mayores o se dedique a la atención y cuidado de ancianos a domicilio debe procurar eliminar obstáculos, barreras y elementos que sean potenciales factores de riesgos de caídas en el anciano. Aunque este no siempre se muestre de acuerdo es necesario hacerle ver que son un peligro a eliminar.

Alfombras o elementos decorativos situados en el suelo son algunos de ellos. También las escaleras sin barandillas o posibles puntos de peligro en el jardín. Si se trata de una vivienda con zona exterior, como tocones, piedras o escalones.

En todo caso el orden en el hogar también es clave. No puedes perder de vista que muchos obstáculos que provocan caídas en ancianos pueden eliminarse con facilidad sencillamente manteniendo la casa ordenada.

Mejorar la iluminación para reducir el riesgo de caídas en ancianos

Las dificultades de visión son causantes de muchas caídas en ancianos. Mejorar la iluminación con bombillas claras o de tono frío de alto voltaje ayuda en estos casos. También el aumento de los puntos de luz ubicados en zonas del hogar que no disponen actualmente de buena iluminación.

caída en ancianos

Evitar las caídas en ancianos es posible con las medidas efectivas para reducir al mínimo la posibilidad de que estas ocurran.

Elementos especiales como ayuda para la prevención de caídas en el anciano

Una medida esencial para evitar caídas en el anciano es tener en cuenta su salud y estado de forma así como la previsión de su evolución en el futuro a corto y medio plazo. Esto permitirá identificar qué elementos especiales o adaptaciones y reformas en el hogar ayudarán a este en su día a día evitando caídas en ancianos y riesgos para su salud.

En casas de dos alturas, la instalación de un ascensor o el traslado de su dormitorio a la planta inferior es una medida aconsejable. La inclusión de suelos antideslizantes es también adecuada.

¿Otros posibles elementos que ayudan a prevenir caídas en personas mayores?

  • Pasamanos seguros y resistentes para asirse en pasillos y escaleras.
  • Puntos de apoyo en el retrete y en la ducha o bañera.
  • Barreras de agarre para levantarse con mayor seguridad de la cama.

Además de estos elementos que se pueden colocar en el hogar, hay otros de uso personal que también ayudan a evitar caídas en ancianos. Es el caso, por ejemplo, de bastones y andadores. Y también el uso de calzado antideslizante para utilizar tanto dentro del hogar como en la calle.

Mejorar la fuerza y el equilibrio del anciano

Por desgracia, no todas las personas mayores pueden mejorar su estado de forma. Pero algunas sí pueden hacer ejercicios para mayores que mejoren su fuerza y equilibrio. Y ralenticen el deterioro de sus sentidos y forma física. Promover que practique gimnasia para mayores orientada a este fin es una buena forma de prevención y también un modo fantástico de estimulación física.

Control de la salud para la prevención de caídas en el anciano

Un control anual de la visión es importante en el anciano pues es uno de los factores de riesgo de caídas en ancianos. Así si debe utilizar gafas o pasar por alguna intervención para su mejor visión, podrá hacerlo a tiempo.

Los controles auditivos también son aconsejables anualmente. Así se pueden identificar y tratar problemas de vértigos, por ejemplo, que también en ocasiones originan caídas.

Igualmente controlar las capacidades físicas y cognitivas permite tomar medidas necesarias para prevenir este tipo de problemas.

 

Evitar caídas en ancianos no es posible al 100% pero sí son muchas las medidas efectivas para reducir al mínimo la posibilidad de que estas ocurran. Y, así, evitar las consecuencias de estas que en la ancianidad pueden ser muy graves.

Compartir
Call Now ButtonLlámanos