Ha llegado el verano y con él, las altas temperaturas. Se espera un verano con reiteradas olas de calor y es necesario conocer cómo protegerse de ellas. Pues son una de las causas de muerte en personas mayores debido a la hipertermia. El impacto del calor extremo de verano en la salud de los ancianos es muy grand. Es necesario saber cómo prevenir los golpes de calor para evitar problemas graves y también la necesidad de hospitalización por hipertermia. Además, nos encontramos en un contexto hospitalario de riesgo para los ancianos por la situación provocada por el COVID-19 y los rebrotes aparecidos en diferentes entornos clínico.

Cómo deben cuidarse los mayores frente a las altas temperaturas

Ten en cuenta las altas temperaturas para decidir las horas de salida

Tras el fin del estado de alarma y con la llegada de la denominada «nueva normalidad» ya no existen horarios determinados de paseos para mayores. Sin embargo el riesgo de contagio sigue presente. Protegerse de las altas temperaturas hace que sea recomendable pasear a primera hora del día y a última hora de la noche, cuando el calor disminuye. Especialmente en los días de ola de calor. 

Pero hay que tener en cuenta que este también es el horario preferido de otros grupos de edad avanzada. También lo es el de las personas jóvenes que practican deporte. Para prevenir contagios, el uso de mascarillas es obligatorio cuando no se puede mantener una distancia de seguridad superior al metro y medio entre personas. 

Es importante tener en cuenta que el uso de mascarillas de protección con altas temperaturas dificulta la respiración. Puede resultar un poco agobiante, aunque es necesario. Por ello en los días especialmente calurosos es recomendable reducir el tiempo de salida, si no se puede transitar por un lugar apartado pero seguro. La ayuda de familiares o un servicio de acompañamiento para mayores para pasear a horas poco usuales o para acercar al mayor a espacios menos transitados en las horas más frescas del día es una buena decisión.

Atención especializada a personas con Coronavirus

La hidratación es fundamental con el calor

De hecho, la deshidratación es una de las principales causas de ingresos hospitalarios de mayores en días de altas temperaturas. Es preciso ofrecer a menudo agua al anciano, incluso si este no la pide. Especialmente al anciano con discapacidad o con problemas cognitivos para sentir sed o mostrar esa necesidad. 

También durante los paseos es recomendable llevar una botella de agua. Pero recuerda que estamos en un contexto sanitario que no permite llevar a cabo hábitos lógicos en otros años durante las semanas de calor. Por ejemplo, no es recomendable que rellenes esta en una fuente. Es aconsejable que te limpies con gel hidroalcohólico antes de abrir la botella y beber. No compartas botella con otra persona ni limpies la boca del recipiente con la mano. 

Además de consumir agua haz cambios en la dieta alimenticia. Prioriza el consumo de frutas y verduras frescas a cocinadas en forma de ensaladas, macedonias y otras preparaciones. También es importante tener en cuenta que el consumo de alcohol favorece la deshidratación y aumenta la temperatura corporal. Así que es preferible evitar este tipo de bebidas. Mejor optar por tés fríos y aguas de sabores. O zumos de frutas rebajados con agua para reducir el pico glucémico al consumir estos.

Altas temperaturas y personas mayores

Mantén fresca la vivienda para evitar altas temperaturas en el hogar

El hogar es el lugar donde más tiempo se pasa. Especialmente en este verano en que aún es necesario para los mayores no correr riesgos y protegerse frente al coronavirus. Por ello es fundamental mantener una temperatura óptima en el hogar. 

Mantener las persianas bajadas durante el tiempo que los rayos del sol incidan directamente sobre el cristal de la ventana es clave. 

También es necesario evitar ventilar con altas temperaturas y hacerlo durante las horas nocturnas. En el caso de mayores con discapacidad cognitiva grave hacerlo siempre con toda la seguridad para evitar riesgo de caídas al exterior.

El uso de ropa más ligera es otra medida que ayuda a prevenir la hipertermia en días de temperatura ambiental elevada. También se pueden usar ventiladores o sistemas de climatización, siempre de manera segura, evitando que sean un obstáculo peligroso al transitar por la casa.

Consejos para cuidadores durante la época de calor

Si estás al cuidado de personas mayores, enfermos o al cuidado de discapacitados en el hogar ten en cuenta estos consejos en verano especialmente en días de calor extremo.

Asistencia a Domicilio
  • Permanece atento a los síntomas de deshidratación como mareo, pérdida de consciencia, náuseas, agotamiento o piel caliente o enrojecida. En caso de duda solicita, teleasistencia o llama al 112.
  • Ofrece líquidos a la persona de manera frecuente. Incluso si no tiene sed.
  • Modifica las rutinas para adaptarlas a un horario compatible con el cuidado de la salud en días calurosos. Pero siempre teniendo en cuenta la importancia de protegerse también frente a contagios de coronavirus.
  • Evita que el mayor esté en lugares de riesgo sin mascarilla o la toque con frecuencia porque le agobia con el calor.
  • Incluye más fruta y verdura fresca y cruda en sus menús de verano.
  • No dejes al mayor o enfermo solo en el coche.
  • Procura mantener la casa fresca subiendo y bajando persianas y abriendo o cerrando ventanas según la temperatura y luz exteriores. 

Estas son las principales medidas a tener en cuenta en días de altas temperaturas para proteger la salud y bienestar de las personas mayores, enfermas o con discapacidad. Evita riesgos y cuida de su salud tanto como de la tuya.

Assisvita

Author Assisvita

More posts by Assisvita

Leave a Reply

Compartir
Llámanos
× Chat ...👋